Toya Montoya Hacia el Fin del Mundo - Toya the Traveller

Toya Montoya Hacia el Fin del Mundo


Punta Arenas (Chile) es aquí desde donde comienza la travesía hacia el fin del mundo. 

Cientos de personas de distintas nacionalidades, 18 para ser exacta nos reunimos con el mismo objetivo, ( Griego, Frances, Holandés, Español e Ingles son solo algunos de los idiomas que se oyen mientras el Capitán levanta su copa para hacer el brindis de bienvenida y dar la señal para nuestro Zarpe. A las ocho en punto dirigiendo la proa hacia nuestro destino nos convertimos en la expedición numero 149 en iniciar el cruce del principal paso natural entre los océanos Pacifico y Atlántico, el estrecho que debe su nombre a Hernando Magallanes marinero portugués que al servicio de la corona española descubre esta nueva ruta en 1520.  

Para los marineros llegar hasta Cabo de hornos es un privilegio y un honor así como para los alpinistas es llegar a la cima del Everest y aunque yo, siendo costeña no me consideré marinera, siempre había estado en mis sueños llegar hasta ahí.

“Buenos días queridos pasajeros, son las 8 de la mañana y les informamos que estamos navegando el seno Almirantzago para llegar a la bahía de Ainsworth, esta nublado y la temperatura exterior es de 6 grados, los invitamos a desayunar y que tengan un feliz día”  La melodiosa voz que nos anuncia nuestra ubicación a lo largo de toda la travesía.

La tierra de gigantes nos recibe con la tranquilidad que suele poseer, a lo lejos los imponentes paredones de casi 40 metros del glaciar Marinelli, el mas hermoso y extenso de todos los que descienden del campo de hielo Cordillera Darwin nos recuerda lo pequeños que somos y aun así el gran daño que estamos provocando, ya que si bien es cierto que estamos en una era interglaciar nuestros hábitos y poca responsabilidad con los recursos del planeta están acelerando su retroceso, en este caso de mas de 15 kilómetros en los últimos 100 años, un cifra que retumba en mi cabeza por el resto del recorrido que acaba con un delicioso chocolate caliente a orillas del lago o con la opción de un whisky helado cuya característica mas particular es el hielo que proviene de los glaciares. 

Las aves se convierten en las protagonistas de la siguiente expedición, Colonias de Pingüinos de Magallanes y de Cormoranes se roban toda nuestra atención, los primeros, que han llegado hasta el islote Tucker, en la isla de Santa Cruzpara reproducirse actúan de manera natural ante nuestra visita, unos permanecen inmóviles tomando el sol mientras otros juguetean entre si y se dan un baño en las heladas aguas mientras que los segundos estas elegantes aves de color negro, blanco y naranja se agolpan entre si en el Islote de la Fuente inquietos revoloteando sus alas de tal manera que desde nuestros zodiacs podamos apreciar su comportamiento y belleza. 

Las noches a bordo del Crucero Estella Australis están llenas de historia y entretenimiento, los salones principales que se encuentran en la tercera y cuarta cubierta se prestan para aquellos curiosos que van con el objetivo de aprender y conocer mas sobre la zona mediante charlas y documentales que se proyectan cada noche y también para quienes quieren bailar y cantar en el Karaoke o quienes quieren jugar Bingo mientras otros tantos simplemente disfrutan de un buen licor sumergidos en interminables conversaciones.

Los indígenas de esta zona creían que el Dios que habitaba los hielos no permitía el ingreso de los humanos y lo manifestaba con sonidos, sonidos quepudimos escuchar coincidencialmente al acercarnos por las calmadas aguas del fiordo pía hacia su homónimo glaciar milenario.

Los rugidos a causa de los desprendimientos de hielo, su majestuosidad y ese azul que lo caracteriza y que es casi imposible de describir me conmovieron a tal punto de dejarme sin aliento, estos seres vivos que nacen, crecen, se desarrollan y desafortunadamente mueren tienen ese poder, el poder de hipnotizar, tanto así que luego de este único pero memorable desembarco en nuestro tercer día de navegación somos invitados a vivir la experiencia de cruzar abordo la Avenida de Los Glaciares y dejarnos cautivar por el Romanche, Alemania, Francia, Italia y Holanda.

El final de la Avenida marca el inicio de nuestro próximo desafío, llegar a Cabo de Hornos mas conocido como el Fin del Mundo. 

Hemos alcanzado el extremo sur de América, nos encontramos en las coordenadas S 55º56´ y W 76º19´ las probabilidades de desembarcar en caleta león varían cada día, el bipolar comportamiento del clima austral juega con las ganas de quienes soñamos con su subir los cerca de 157 escalones y pisar con fuerza el pedazo de tierra mas austral del mundo. Este lugar que se caracteriza por fuertes vientos que cambian repentinamente de dirección, incesantes lluvias, granizo y nieve siempre de la mano de la furia del mar no nos decepciona, el panorama desde el barco asusta pero son mayores las ganas de poner en contexto la historia del paso marítimo mas temido del mundo, donde el Océano Atlántico y el Pacifico se funden dejando bajo sus aguas los cuerpos de miles de valientes navegantes.

La energía que se respira esta cargada de nostalgia, el imponente monumento Albatros Errante que fue inaugurado en 1992 había desaparecido por completo gracias a una tormenta que se apiado únicamente de las dos placas de mármol que la custodiaban y donde aparece grabado un hermoso poema escrito por Sara Vial que reza así:

“Soy el albatros que te espera en el final del mundo. Soy el alma olvidada de los marinos muertos que cruzaron el cabo de Hornos desde todos los mares de las Tierra. Pero ellos

La señal de que es hora de embarcar es dada por los guías que nos acompañan durante el recorrido, ha sido una visita corta pero sustanciosa, el tiempo ha sido suficiente para explorar cada uno de los puntos de interés y dejar un pequeño recuerdo en el faro, tradición que realizan la mayoría de aventureros que llegan hasta ahí.

Para usted que es la felicidad? le pregunto a Manuel.

La felicidad esta directamente relacionada con el amor. El amor por la familia y el amor por lo que haces, por eso soy feliz.

Con una sonrisa me despido y se despide de los que embarcamos en el ultimo zodiac hacia nuestro ultimo tramo de la travesía. 

Solo horas nos separan de nuestro destino final, Ushuaia, capital de la Provincia de Tierra del Fuego y conocida mundialmente también como la ciudad más austral del mundo. Hay quienes están alegres de regresar, la idea de volver a la cotidianidad por el contrario me aterra, estar desconectados literalmente del mundo ha sido uno de los regalos mas grandes de este viaje.

En mis ojos Miles de luciérnagas se divisan a lo lejos en la oscura noche, la única ciudad Argentina que esta detrás de la cordillera de los andes nos comienza a seducir, en mi corazón agradecimiento profundo, en mi mente mucha claridad,  en una mano el diploma que certifica mi paso por el cabo de hornos y en la otrami cuarta copa de calafate sourpor que dicen que quienes toman calafate regresan a la Patagonia. SALUD!

grieta de los vientos antárticos”